DISCAPACITODOS

Educación, Tecnología y Accesibilidad nos importan a todos. Porque bajo las circunstancias adecuadas, todos somos discapacitados.

Estrategias de liderazgo y dirección #edudirección

A través de 20 afirmaciones he tratado de resumir los que, para mi, son los puntos clave de una dirección saludable. Son orientaciones que considero valiosas y que cualquier director experimentado seguro que comparte. Seguro, también, que cualquier director experimentado sentirá al verlo que “consejos vendo que para mi no tengo” porque estas son, paralelamente, 20 piedras en las que todos tropezamos en la dirección de modo sistemático. Pero no por ello hemos de tirar la toalla.
El formato 20×20 me parece adecuado. He planteado el vídeo como si fuese a utilizarlo en un PechaKucha real, con 20 diapos de 20 segundos sin sonido de fondo.

Para facilitar la accesibilidad reproduzco aquí los 20 textos:
1. Entiende que ser director/a es mucho más que ser gestor pero gestiona con diligencia y eficacia los recursos del centro y a su alcance para un mayor beneficio y progreso educativo y social.
2. Asume que la ley le asigna un papel central y una gran autonomía cualificada sobre los órganos colegiados del centro, pero (como día el tío Ben) un gran poder conlleva una gran responsabilidad que asume de modo democrático, coherente y respetuoso con el servicio público.
3. Comprende que es un miembro del claustro, docente y compañero, pero es capaz de sobreponerse a inercias y corporativismos ejerciendo su labor de supervisión de modo ecuánime, justo y provechoso para la comunidad educativa.
4. Espera (profecía autocumplida) del equipo docente y no docente un compromiso profesional que, más allá de lo laboral, hace del centro educativo un lugar de excelencia, favoreciendo, sin sobre-explotar, a quien tiene un compromiso (incluso personal) con la educación.
5. Favorece el debate y el intercambio de opiniones con el personal del centro, el alumnado y las familias, aceptando que aquellas opiniones más necesarias son las discrepantes porque son las que nos permiten crecer.
6. En lo organizativo y lo pedagógico no busca vencer, ni siquiera convencer, sino alcanzar puntos intermedios de crecimiento para todos, que permitan un espacio educativo transparente, democrático y ejemplar para la vida en sociedad.
7. Asume el principio de jerarquía de la Administración Pública al que está somitido, desarrollando sus funciones con arreglo al código ético funcionarial que cumple y hace cumplir; pero entiende que esta labor jerárquica debe ser ejercida desde la independencia y la protección del bien público.
8. Persigue la calidad y la eficiencia en la gestión del centro pero acepta, en aras de facilitar la autogestión del alumnado, hacer concesiones y ser paciente, siempre que las circunstancias lo permitan, para llegar, como comunidad, muy lejos, no rápido pero sí juntos.
9. Facilita la investigación e innovación, mediando entre los aspectos administrativos/burocráticos y los pedagógico/sociales, conciliando los enfoques disruptivos y el cumplimiento de las normas .
10. Distribuye el trabajo de modo equitativo y organizado, pero entiende que dar ejemplo de liderazgo no es poner sobre su espalda aquello que no le corresponde. Es asertivo y proactivo a la hora de dar y hacer cumplir órdenes pero es el primero en apoyar y ayudar al que las cumple.
11. Comprende que en los centros educativos puede haber intereses encontrados pero interioriza que no son “bandos opuestos” sino caras de la misma moneda (del mismo poliedro, en realidad), todas ellas valiosas y necesarias.
12. Celebra el valor de la diversidad en los centros educativos y en la sociedad, que permite la construcción de un mundo justo en el que merece la pena vivir, impulsando acciones para aprender juntos en lugar de ser iguales.
13. Está comprometido con la igualdad entre hombres y mujeres por lo que trabaja activamente para la erradicación de estereotipos en todos los ámbitos de la comunidad educativa (incluido el trabajo con familias) dando modelos y referentes igualitarios.
14. Construye un centro educativo que no sea una “preparación para la vida” sino que sea “pura vida”, en el que todas las personas encuentren su valor y se sientan respetadas y realizadas.
15. Acepta que el conflicto es inherente a la interacción humana, por ello no evita los conflictos sino que trabaja para que estos sean constructivos, favoreciendo su abordaje pacífico y su resolución positiva. Adopta un modelo de justicia restaurativa y no punitiva.
16. Asume que en determinados momentos estará cansado, sobrepasado, agotado, solo… Por eso forja un equipo y establece vínculos emocionales con sus compañeros que den sentido al esfuerzo que le permitan sentirse arropado y respetado.
17. Comprende la importancia de planificar y organizar el día a día de modo que el devenir de las cosas no haga que lo urgente impida ocuparse de lo importante.
18. Sabe restar importancia a aquello que no la tiene y sabe dar tiempo a aquello que no precisa intervención.
19. Comprende que hay multitud de factores que escapan a su control y sabe fluir entre ellos sin que la frustración derivada mine su respuesta.
20. Sabe que la dirección no es cosa de superhéroes sino de seres humanos que sienten, padecen, se frustran, se agotan, necesitan ayuda… pero una vez pasada la tormenta es capaz de retomar su ilusión y vocación para llegar a buen puerto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies